¿Todavía no has implantado un Plan de Prevención de Delitos en la empresa?

El Plan de Prevención de Delitos es la forma de evitar la responsabilidad penal de la empresa y sus graves consecuencias.
Una empresa puede ser declarada penalmente responsable por delitos cometidos por sus administradores, representantes y trabajadores, si no tiene desarrollado e implantado eficazmente un programa de prevención de delitos.
El delito debe ser cometido en el ámbito de la actividad de la empresa y en su beneficio directo o indirecto, por tanto quedan fuera actuaciones en beneficio exclusivo de la persona que comete el delito y aquellas que no aportan beneficio a la sociedad.
La responsabilidad penal se basa en la ausencia de medidas de control adecuadas para la evitación del delito.
Antes…
Si un administrador, representante o trabajador cometía un delito: responsabilidad penal individual.
Ahora…
Si un administrador, representante o trabajador comete un delito: responsabilidad penal individual del autor + responsabilidad penal de la empresa por no tomar las medidas necesarias para evitarlo.
Consecuencia:
La empresa podrá ser sancionada, en función de la gravedad del delito, con las siguientes penas:

  • Multas
  • Inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas para contratar con el sector público y para gozar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social.
  • Prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido el delito.
  • Suspensión de actividades.
  • Clausura de locales y establecimientos.
  • Disolución de la empresa.

 ¿A qué empresa afecta?:
Todas las empresas deberían tener un modelo de prevención de delitos:

  • Cualquiera que sea su tamaño.
  • Cualquiera que sea su actividad.
  • Sociedades limitadas, anónimas, laborales y profesionales.

No están obligadas a tener un modelo de prevención de delitos:

  • Empresarios individuales (autónomos)
  • Sociedades civiles.
  • Comunidades de bienes.

En consecuencia, como venimos insistiendo desde este blog, los empresarios deben tomarse muy en serio esta cuestión e implantar programas eficaces de prevención de delitos en la empresa.
Gil-Gibernau Abogados
Logroño, La Rioja